¿Qué es Bootstrapping?

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Si tienes una StartUp, o trabajas en una empresa que lideras o vas a liderar un proyecto digital, habrás oído de infinidad de conceptos.

 Últimamente se habla mucho sobre lean Startup o Metodología Agile, que más adelante profundizaré, pero para sacar adelante ese proyecto que te ronda o el intraemprendimiento, el Bootstrapping es la mejor forma para sacar cualquier proyecto adelante.

El origen del Bootstrapping viene de las cintas que llevan detrás algunas botas. La referencia sobre esas cintas se debe al Barón de Münchausen, que las utilizó para poder sacar sus botas del fango.

Hoy en día en el mundo de los negocios el Bootstrapping hace referencia a la capacidad que tienes como emprendedor de sacar una idea adelante con la mínima inversión 1€ mejor que con 1.000 €.

 Hoy día hay tantas herramientas disponibles que las ideas o los proyectos, solo requerirán de tu ingenio, tus habilidades y tu creatividad para sacarlas adelante.

El bootstrapping para StartUps es como sacas una idea del fango, del caos y que puedas desarrollarla con la mínima inversión propia posible.

¿Por qué el Bootstrapping es necesario?

El Bootstrapping no es una disciplina, no es un master de Marketing Digital. Es una manera de hacer las cosas. 

Es una actitud, una mentalidad para enfrentarte a las diferentes situaciones que hay en el mundo de los negocios. Un compromiso que tomas contigo mismo y/o con tu equipo. 

No es lo mismo pedir a unos inversores dinero para abrir un bar que pedirlo o querer vendérselo cuando el bar ya está a tope y lo has hecho todo tú. Con la menor inversión y reinvirtiendo cada céntimo.
 

Desde que llevo la mentoría en el programa Emprende de la UAM, me encuentro con la misma y desoladora situación : “Nuestra idea es el unicornio, es el próximo Facebook”.

 Cuando oigo eso me echo a temblar, porque ya sé cual es el siguiente paso, “ahora vamos a hacer la mega presentación y a por el inversor”. 

Primera pregunta que debes hacerte ¿Sabes qué es un inversor? ¿Sabes qué es lo que buscan? ¿Qué es lo que les pone? ¿Y si no convences al inversor? (y si tu presentación , en resumen, tu idea, no convence) 

Entonces… ¿la idea ahí se queda? Si ocurre eso ni tu idea era tan buena, ni tu eres el socio que espera el inversor. 

El Bootstrapping es fundamental para que tu idea consiga salir a flote, demostrarte que de autoestima vas bien servido. Para evaluar que tu idea, se ha convertido en un modelo de negocio y tiene sentido.
 
El dinero solo acelera que los hitos de tu StartUp se sucedan con mayor celeridad, pero los resultados con o sin dinero deberían de ser los mismos: Darte cuenta que tu modelo de negocio funciona.
 

¿Para qué te vale el Bootstrapping?

 

El viaje natural de tus ideas es que sueñes con ellas. Si al menos te ha dejado sin dormir una semana y todas las conversaciones, aunque sean lo ricas que están las lentejas de tu abuela, te lleven a que tu idea las mejorará, entonces es que tu idea es válida.

 A partir de ahí consigues algún brote en forma de prototipo, de venta, para crear una startup. Aquí definirás tu modelo de negocio y en su madurez como empresa ejecutarás el modelo de negocio.

 
Conseguir enlazar que cada una de las etapas vayan de manera natural con éxito y solidez depende de muchos factores. Pero para reducir al máximo el riesgo y que se pueda conseguir el Bootstrapping es la mejor actitud que hará que tu proyecto salga a flote.
 
El Bootstrapping para tu StartUp te permitirá manejar tu flujo de caja con metodología prusiana. Podrás priorizar tus necesidades de negocio y aumentar la creatividad para sacar adelante cualquier etapa en la que se encuentre tu idea.
 

Si vuelvo al inicio de esta conversación y te centras en “vender” tu idea, ¿cuánto tiempo te va a llevar? un año, dos años, y en una posición completamente en clara desventaja frente a tus futuros inversores. 

Nadie te espera, todos estamos con nuestras cosas, hasta que llega algo que irrumpe nuestras rutinas y la adoptamos en nuestras propias vidas. Tu idea solos es eso, de momento solo una presentación.

 
Tal vez llevas meses convencido de que tu unicornio se va a poner en pie y puede que eche a andar, pero los inversores no se conforman con que se ponga en pie.Ellos  lo que quieren es que galope, y si en vez de ser un unicornio es un potro de caballo de carreras, mejor.
 
La cuestión no es el qué, es el cómo lo vas a hacer. El Bootstrapping te va a permitir hacer lo máximo posible, con los menos recursos posibles. Es la mejor forma de conseguir que tu idea funcione.
 
Entonces, si no buscas inversores y te declinas por el Bootstrapping, ¿qué pasos tienes que dar?
 

3 pasos elementales para multiplicar tus resultados

 
1. Crea una lista de básicos
 

Gracias a utilizar metodologías Agiles, he podido darme cuenta que es fundamental poner tareas a cada proyecto, Backlog, en términos de Scrum. 

Es decir para sacar tu idea adelante necesitas por ejemplo un site. La lista de tareas sería, un wireframe, un servidor, una programación, un estudio SEO, contenido, etc…¿es lento? 

Sí, claro que lo es, pero te puedo asegurar que es mucho más lento trabajar en vender tu idea al primero que esté dispuesto a poner dinero. En total es una semana de trabajo de priorizar las tareas para prototipar tu idea. 

Esta lista de básicos tiene que tener un principio, un fin y un responsable. No todo lo puedes hacer tú, porque cuando termines una tarea y quieras empezar la siguiente, tu mente, tu cuerpo y tu espíritu estarán fundidos.

 Se trata de combinar Sprints, para que los inversores vean que tu negocio funciona en un corto periodo, con maratones para consolidar, escalar y tener una historia de éxito en tu carrera.

 
Cada tarea es una meta, un pequeño logro que vas a conseguir. No pienses en objetivos grandes para que tu idea tenga forma de unicornio. Plantéate tareas asumibles que sean pequeñas piezas de Lego que van construyendo tu unicornio soñado.
 
Resumiendo, las horas de pensar, moldear y discutir la idea con amigos y familia deben reducirse al mínimo y pasar a ser horas de HACER.
 
2. Crea un equipo
 

Pues claro que serás multitarea 24/7 serás diseñador, ejecutivo, vendedor, gestor, CXX para todo, pero optimiza tu tiempo. 

Si algo permite el listado de tareas es a ayudarte a priorizar. A partir de priorizar cede espacio para aquel amigo que tienes del colegio que es economista y te ayude con tu plan de negocio o tu cuadrante de Pérdidas y Ganancias (P&L)

Busca alianzas, pero siempre que os comprometa a los dos por igual y con las cosas pactadas desde el primer dia. Siempre que puedas el negro sobre blanco ayuda y mucho a todos.

 Si tu tienes jamón y tu partner tiene pan podreis los dos beneficiaros de vender bocadillos de jamón. Nunca te pierdas en algo que no sea parte de tu negocio. Ya les pondréis mantequilla o aceite a los bocadillos, pero piensa si es vital en el inicio pues esos añadidos suelen salir caros y puedes perder el foco de tu idea.

Busca siempre un equipo mínimo para poder poner orden y trabajar en tu lista de tareas, y no te salgas de ella nunca.

3. Valida

Tu madre nunca te mentirá, tus amigos del alma tampoco, tu lista de contactos, a lo mejor un poco, y tus redes sociales, nada porque quien contesta es porque tiene el cuchillo entre los dientes.
 
Comparte la idea, téstala, pregunta, por qué podrás tener unos aportaciones valiosísimas para el futuro de tu idea:
  1. Que sepan que algo estás haciendo
  2. Que puedas optimizar, versionar, pasar de prototipo a producto y mejorar tu idea con aportaciones de gente que no está 100% con la idea. Normalmente los árboles no dejan ver el bosque.
  3. Que puedas evaluar tu prototipo y encontrar un mercado.