10 pasos infalibles para diseñar el pitch perfecto.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Necesitas diseñar un pitch y además que sea el pitch perfecto verdad? 

¿Tienes un proyecto entre manos y necesitas venderlo? 

¿Estás preparando, o vas a preparar tu próximo pitch? 

¿Ya lo has hecho, pero crees que debes mejorarlo? 

Si, cuando estás desarrollando un presentación en la que te lo juegas todo, sabes que nunca está perfecta.

Aplicar una serie de reglas te permite afinar al máximo ya no solo una presentación, si no tener esos 20 minutos de gloria, con un pitch perfecto, y no solo eso, lo más importante, que los interlocutores, ya sea un inversor, tu jefe o tu equipo tenga clara tu visión.

En este post tienes esa regla que nunca falla: 10 slides de cómo hacer una presentación perfecta

¿Qué es Pitch perfecto?

Evidentemente la perfección no existe, y perseguirla paraliza.

Sin embargo, un buen pitch es que todos tus interlocutores  puedan contar a terceros en que proyecto estáis inmersos, y sobre todo clarificar cómo se va a materializar tu idea.

Antes de empezar debes de tener en cuenta que ni el inversor, ni ningún cliente va a salir NUNCA de su zona de confort. 

Que tú hayas salido esta genial porque te ha permitido dar forma a tu idea. Tú con tú pitch y tú liderazgo debes facilitar y hacer más confortable la vida de tus clientes y potenciales inversores. 

Esa es tú misión, no debes sólo convencer, con tu magnífica presentación, debes facilitar la vida de los demás para que crean en ti.  

No es táctica, no es magia, no hay truco. Es FE, es ARTE, perseverancia, trabajo, disciplina y creer en lo que haces. Y eso es lo que debe transmitir, siempre, tu presentación.

Si tu objetivo es solo conseguir inversión, este post no es para ti.

Si no hay trabajo detrás, más allá de una bonita presentación, es difícil que tu idea sea digna para ganarte la confianza de cualquier persona ajena a tu proyecto.

La esperanza de ganar inversores o clientes porque tienes una presentación bonita no tiene sentido si no hay una estrategia y un modelo contrastado detrás. 

La estrategia transmite compromiso y el compromiso, a su vez, confianza. El arte del trabajo duro detrás de cualquier idea, te permite, además, concretar qué resuelve tu proyecto. Identificar cuál es tu modelo de negocio y que pasos vas a dar para hacer realidad tu sueño.

Normalmente, cuando queremos hacer una presentación, o explicar un proyecto, nos complicamos mucho la vida porque queremos contar muchas cosas. La propia pasión o ilusión del proyecto en sí, nos lleva a querer contarlo todo a la vez.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que primero no tienes que aburrir a tu interlocutor, segundo simplificar al máximo ya que te permite enfocarte en etapas concretas de tu proyecto, por tanto, es más fácil llevarlo a cabo con éxito. Consigue que tus futuros inversores te amen por hacer Bootstrapping.

La verdad que el trabajo de simplificar es uno de lo más complejos que existen, son horas y horas aterrizando ideas, proyectando un propósito. Pero una vez consigues simplificar, cualquier persona podrá contar a otra persona  que solución da tu negocio, es decir, conseguirás hacer viral tu idea. No solo a tus interlocutores, incluso a tu equipo.

Este es otro de los grandes escollos de cualquier proyecto, que gente del mismo equipo esté trabajando en direcciones completamente opuestas, porque cada uno tenga una interpretación diferente de la idea. De ahí la importancia de hacer una buena presentación sobre el proyecto, ya que te ayuda a simplificar y concretar hacia qué dirección vas y alinear a todo el equipo. 

Es decir, hacer un buen Pitch te permite:

      1. Simplificar tu idea en acciones concretas.
      2. No aburrir a tus interlocutores y que se lleven de ti una idea clara de que resuelve tu proyecto
      3. Alinear a tu equipo en qué dirección llevar para que podáis materializar la idea hacia un proyecto de éxito.

 

¿Cómo hacer un buen Pitch?

La verdad que para hacer cualquier presentación si sigues la regla 10/20/30 de Guy Kawasaki te ayudará a mantener un hilo y sobre todo, como ya te he comentado, a simplificar tu presentación.

Evidentemente no soy yo quien cuestione a Guy Kawasaki, pero si es cierto que cuando he hecho algunas presentaciones siguiendo sus patrones me he encontrado con algunos pasos que no terminaba de ver. Casi siempre porque el storytelling no terminaba de cerrarlo. 

Para mi es muy importante seguir una máxima en una presentación y es que desde el primer momento hasta el cierre, debe tener un recorrido que explique:

      1.  Por qué lo hacemos (el espíritu)
      2. Qué haremos (la estrategia)
      3. Cómo lo haremos (la táctica)
      4. Quién lo hará (el equipo que lo materializará)

 

¿Cuáles son esas 10 slides fundamentales para una buena presentación?

Empieza siempre con dos Slides que te permiten encontrar el motivo de por qué lo haces. La razón de peso que da pie a tu dedicación en cuerpo y alma los próximos años, y por los que nunca debes de perder el hilo. Si cambias los porqués, cambias tus motivos, y eso significaría empezar de cero, cada vez.

Mucha gente utiliza libremente el término pivotar, uff, la verdad que me da pánico cada vez que lo escucho. Puedes mejorar tu propuesta de valor, desechar todo lo que no te vale, pero mantente siempre firme siempre en el porqué lo haces.

#1 Identifica el problema

Identificando el problema transmites dos cosas:

1.   Conoces el mercado donde te vas a desarrollar.

2.   Conoces a las personas que van a ser tus clientes, (Buyer Persona)

 
Como hacer una buena presentación

#2 La propuesta de valor

Al problema que has identificado incluye una solución. Hay infinidad de plantillas por la red que te ayudarán a desarrollar tu propuesta de valor, pero debes de tener en cuenta estos tres puntos a la hora de desarrollarla:

  1. Si te mantienes firme en la simplicidad 16 palabras son siempre mejor que 70
  2. Una propuesta de valor no es un slogan.
  3. Una propuesta de valor SIEMPRE te va a diferenciar y aportar valor a tus clientes potenciales.
 

Las dos slides siguientes resumen el qué vas a hacer. En una única pantalla estás mostrando tu tablero de juego, y las fichas con las que cuentas para tu próxima partida.

#3 Modelo de Negocio

Cada uno tiene su propio método, pero el Canvas es la mejor forma de resumir qué vas a hacer, qué necesitas y cómo lo vas hacer para conseguir tus objetivos. Con esta plantilla puedes identificar a partir de tu propuesta de valor, quién es tu cliente, cuáles son los canales de venta, cuáles serán tus partners principales, cómo vas a fidelizar a tus clientes y por qué van a pagarte tus clientes.

#4 Resumen de tu modelo de negocio

En una frase sencilla, pero de mucho calado, expón el resumen de tu modelo de negocio. De esta manera a todos tus interlocutores les volverás a atraer la atención, a centrar qué vas a hacer para dar el paso a la parte más complicada de cualquier proyecto, el cómo lo vas a hacer.

#5 Objetivos e Indicadores

En este punto, si alguien estaba mirando el móvil, lo dejará donde debía de estar. Qué objetivos e indicadores de negocio vas a utilizar para constatar que tus teorías de negocios se van a materializar.

No se trata de hablar por ejemplo tasa de rebote, ese no es un indicador de negocio, si de ratio de conversión o cuántos emails concretando reuniones tiene tu equipo de ventas, si es un indicador de negocio.

Y ahora viene la madre del cordero, el cómo lo vas a hacer. En múltiples reuniones con inversores o directores de área, siempre se quejan de lo mismo, en Marketing se va siempre el 80% y no sabemos el retorno que va a tener: ¿cuánto es el presupuesto que se necesita?

La verdad que el papel todo lo aguanta, pero siempre se puede justificar realmente cuánto dinero se necesita en el como, y ahora verás cómo hacerlo.

#6 Plan de Marketing

Por favor no pongas: vamos a invertir en Facebook ads. Porque ya todo el mundo sabe que lo vas a hacer, o no, además estas dando pie a que te vean como otro proyecto “más de lo mismo” que no aporta valor, ni se quiere diferenciar. 

Tu plan de Marketing puede ser perfectamente un funnel de ventas. Es a grandes rasgos cómo vas a atraer y convertir a tu audiencia en clientes potenciales. Esta página debe de incluir:

      1. Una descripción de cuatro o cinco grandes puntos cómo puede ser: fidelizar, atraer de manera orgánica, o realizar acciones de contenido.
      2. Coste por adquisición de un cliente.

El plan de Marketing sólo se sostiene de una manera: con números.

Incluye el coste estimado que te llevará atraer clientes potenciales, utiliza tus indicadores de negocio, que ya has expuesto, como puede ser el ratio de conversión y te dará el número de ventas estimadas para cualquier inversión total de Marketing.

 

#7 Tecnología

Hoy día si este apartado no lo tienes claro, entonces, no avances hasta que lo tengas resuelto. Hablar, por ejemplo, del desarrollo de una plataforma a medida es una locura, o no, si está muy bien justificada.

Plantea diferentes escenarios siempre desde el Producto Mínimo Viable (PMV), es decir que recursos mínimos necesitarás para conseguir un cliente. Si ya tienes un cliente, mucho mejor, porque podrás estimar, desde la experiencia, el coste real de ir escalando el desarrollo hacia un producto sólido, confiable y de crecimiento sostenible.

Si quieres ser un especialista en Bootstrapping, donde maximizar los recursos para obtener el máximo rendimiento con inversiones mínimas, podrás conseguir la confianza de todo tu equipo. Podrás identificar dónde tienes que mejorar y conseguir credibilidad en las cifras que estás manejando para conseguir uno, cien, quinientos o mil clientes.

Siempre habla de un cliente, no desde arriba tipo, con un millón de visitas vamos a conseguir 100 ventas, porque tendremos un 1% de ratio. Estos números están denostados y son poco creíbles, ya nadie tiene un millón de visitas. 

Mira como cambia las tornas si dices, he invertido 500 € en una landing, he invertido en Google Ads en estas palabras clave, y he conseguido 2 clientes. Si aumento la inversión en X podré conseguir tantos clientes, y así sucesivamente. 

Con lo cuál a la tecnología la estás dotando del poder de negocio que normalmente en un plan no suele tener, y en realidad es/será tu canal real de venta.

En este apartado se te permite la licencia de tener un anexo mostrando el producto mínimo viable que has desarrollado.

 

#8 Cronograma

El roadmap o cronograma de tu proyecto con los diferentes hitos que vas a conseguir. Con estos hitos, podrás hablar con tus inversores con conocimiento de causa que con una inversión los plazos los acortarás en tantos meses. Porque además sabes qué indicadores tienes, como lo vas a escalar y que datos estimas conseguir, con y sin inversión.

Este paso es fundamental para consolidar tu confianza en el proyecto, y el conocimiento profundo que tienes en el.

 

#9 Equipo

Ya vale de personas multitarea, una única persona, es imposible que pueda escalar cualquier negocio. Sin equipo no hay idea por materializar que valga. El poder está en la inteligencia colectiva de un equipo con responsabilidades asignadas, compromiso e involucración dentro de cada proyecto.

 
 

#10 Resumen ejecutivo

  • Propuesta de valor
  • Modelo de negocio
  • Objetivos e indicadores
  • Coste de Marketing para conseguir ventas
  • Coste de tecnología y funcionalidades del Producto mínimo viable
  • Cronograma (Roadmap)
  • Equipo.
¿Necesitas que revisemos tu pitch? Pincha aquí y consigue una sesión de consultoría estratégica gratuita.