Consultoría de empresas : Cómo levantar tu negocio

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Tienes idea de tu visión, misión y tus valores corporativos, pero no sabes cómo proseguir.

¿Te encuentras en un círculo vicioso del que no sabes salir?

Gracias a la Consultoría de empresas cambiarás de opinión.

Sigue leyendo y entérate cómo.

Con este artículo entenderás mejor tu negocio de la siguiente manera:

  1. ¿Qué es la consultoría de empresas y cómo puede ayudarnos?
  2. ¿Qué tipos de consultoría existen?
  3. Cómo implementar estrategias derivadas de la consultoría.

 

¿Qué es la Consultoría de empresas?

 

Una consultoría estratégica para empresas es un servicio que normalmente es prestado por profesionales independientes, como consultores, o corporaciones que cuentan con un gran bagaje en un ámbito específico.

En nuestro caso, este ámbito es el Bootstrapping.

De esta forma los consultores asesoramos de forma perfecta dentro de nuestra especialidad. Tal y como verás más adelante.

Este tipo de consultorías suponen un esfuerzo a todos los niveles, ya que suelen ser transversales a toda la empresa.

Pero  el resultante será que podrás reducir esfuerzos y eliminar los cuellos de botella a los que se enfrentan las empresas en el día a día.

Mas en los entornos digitales.

La labor del consultor estratégico supone analizar desde muchas ópticas.

No solo consiste en definir la solución más razonable para tu negocio, sino que también consiste en multiplicar resultados con la menor inversión posible por parte del empresario.

Una de las obligaciones de cualquier buena consultora de empresas que se precie,  es adaptar la estrategia y los recursos a los valores empresariales propios de quien les contrata.

Obviamente, la consultoría de empresas tiene ese nombre porque su finalidad se centra en la consecución de unos fines y la solución de potenciales problemas.

Una buena consultoría estratégica siempre empieza por la prospección e investigación para dar con la mejor clave que pueda ayudar a dicho negocio.

Pero no es oro todo lo que reluce, ni tampoco vamos a encontrar diamante sin esfuerzos.

Para poder conseguir las metas esperadas, se requiere de una implicación máxima por parte del personal y del empresario que contrata la solución de consultoría estratégica

Esto sucede porque al final, será la totalidad del entramado empresarial quien implemente la nueva logística empresarial aconsejada.

¿Qué tipos de consultoría de empresas existen?

Prácticamente infinitos tipos, pues sobre todos los entramados empresariales es sobre los cuales se puede elaborar un análisis de mejoría, no obstante, entre los más demandados de la consultoría estratégica para empresas encontramos los siguientes:

  1. Marketing y ventas.
  2. Servicios y procesos de negocio.
  3. Diseño y gestión de producto.
  4. Arquitectura digital y transformación.
  5. Consultoría legal.
  6. Optimización de recursos.
 

Dentro de estas áreas de actuación, también podemos encontrar algunas especializaciones para personalizar aún más el servicio, como por ejemplo la Consultoría de Marketing, uno de los servicios que realizamos en MIQO.

¿Cómo implementar estas estrategias?

Los consultores, a menudo tienen que tomar en cuenta una serie de factores para que la implementación que lleva a cabo el cliente objetivo, sea exitosa.

Son famosas, por ejemplo, las 7-S de McKinsey, una serie de puntos focales a los que prestar atención de cara a la implementación y resolución de soluciones derivadas de la consultoría estratégica.

Estos factores, son necesarios a tener en cuenta tanto por la parte del propio consultor como del cliente, ya que todos forman una parte importante del proceso.

Gracias a este servicio, la consultoría estratégica supondrá un mejor diseño de estrategia para el cliente y una mejor transformación.

Todos estos puntos están interrelacionados entre sí, y por lo tanto es imposible que uno de ellos se vea mejorado sin que el resto de los que le conectan se vean afectados, y no necesariamente de una manera negativa.

Es por estos motivos que contratar un servicio de consultoría estratégica es una manera muy saludable de poder dirigir tu negocio con éxito.

En nuestro caso ayudamos a nuestros clientes siempre con un punto de vista del Bootstrapping.

Es decir, identificamos tus propios recursos e implementamos la estrategia, a partir de tus objetivos y posibilidades, para conseguir los resultados que esperas.

Conclusiones.

Como podemos ver, la mentorización estratégica de los negocios es una solución en auge y de la que cada día disfrutan más empresas, ampliando sus ventas, definiendo mejor sus estrategias y pudiendo desglosar los beneficios de haber adquirido esta táctica en un medio-largo plazo.

Si quizás como empresario no sabes el servicio que estás buscando, pero tienes algo en mente que solucionar y no conoces cómo definirlo, probablemente sea este el momento de plantearse la consultoría estratégica.

El servicio que estás buscando para impulsar tu negocio hacia los objetivos que te planteas, SOLO puede ser desde el prisma del consultor ya que son la forma de asesorar de manera completamente independiente y profesional respecto a otras empresas.

¿Quieres recibir algunos consejos gratuitos para desatascar tu empresa? reserva tu sesión ahora de consultoría estratégica.